Trastornos Alimenticios en el Embarazo
Dentro de nuestra sociedad se han ido presentado diversos problemas de salud relacionados con el peso, entre los más conocidos están: la obesidad y la diabetes. Pero de lo que se conoce poco es de la otra cara de la moneda y en ésta se encuentran: la anorexia, la bulimia y la sobre-ingesta de alimentos; aunque no se haya difundido mucha información sobre éstos existen a la par que las más conocidas y es por eso que se les brindan éstos datos útiles para no dañarse a sí mismas ni a sus futuros hijos, sólo para permanecer en un “parámetro de belleza”.

Para empezar con este delicado tema, definiremos los 3 trastornos que aquí se expondrán.
Un trastorno alimenticio es una enfermedad crónica-progresiva que consiste en una gran variedad de síntomas, entre los que prevalecen la alteración o distorsión de la auto-imagen corporal, un temor a subir de peso y la valorización de uno mismo dependiendo de la imagen corporal. Se le llama trastorno porque no se sabe exactamente lo que lo causa ya que se considera multifactorial; como pueden ser los medios de comunicación o incluso el ambiente en la escuela o casa.
El trastorno alimenticio en esta maravillosa etapa de la vida que es el embarazo puede causar muchos problemas perjudiciales tanto físicos, como psicológicos.

Tipos de Trastornos Alimenticios:
· Anorexia Nerviosa: Las personas que están afectadas por anorexia literalmente se prohibirán consumir alimentos e irán adelgazando de manera alarmante. Otros síntomas propios de la anorexia incluyen: ejercitarse excesivamente, evitar la comida, y mantener hábitos alimenticios sumamente inusuales. Muchas personas que padecen anorexia también se ven afectadas por trastornos obsesivos-compulsivos.

· Bulimia Nerviosa: Por otra parte, la bulimia implica darse atracones de comida y luego tratar de expulsar todo lo que ha consumido, tomando purgantes, vomitando o realizando ejercicios de manera excesiva. Los síntomas de la bulimia pueden llegar a ser más difíciles de detectar, ya que las personas que padecen este trastorno alimenticio generalmente conservan su peso normal. No obstante, muchas personas que padecen bulimia también experimentan problemas relacionados con el abuso de substancias.

· Sobre-ingesta compulsiva: Las personas que comen compulsivamente se comportan de manera similar a las personas que padecen bulimia, ya que son incapaces de controlar la cantidad de alimentos que consumen. No obstante, las personas que comen compulsivamente no toman purgantes o laxantes luego de haberse dado un atracón y por lo general se sienten culpables o avergonzadas por sus acciones. Como consecuencia de ello, la mayoría de las personas que comen compulsivamente son obesas o presentan sobrepeso.

Todos estos trastornos alimenticios acarrean serias repercusiones en la salud, y requieren atención médica. No obstante, estos trastornos son dolencias físicas y mentales que deberían ser tratadas no sólo por un doctor, sino también por un psiquiatra y un nutricionista.

Efectos en el embarazo
Los trastornos alimenticios afectarán seriamente el sistema hormonal de la futura madre, y por ello, le será extremadamente difícil concebir un bebé o llevar a buen término un embarazo. Si estuviera padeciendo algún trastorno alimenticio, lo más recomendable sería que tratara de buscar el tratamiento adecuado y que lo completara exitosamente antes de intentar quedar embarazada.
Además de buscar el tratamiento más adecuado teniendo en cuenta su situación particular, será necesario mantener su peso bajo control.

a) Las personas que comen compulsivamente necesitarán perder algunos kilos o libras antes de quedar embarazadas.

b) Las mujeres anoréxicas deberán ir recuperando lentamente su peso normal, ya que el hecho de aumentar de peso demasiado rápidamente podría provocarles serios problemas, entre los que se podría incluir insuficiencia cardíaca congestiva.

c) Debido a que las mujeres que padecen bulimia ya poseen un peso saludable, las mismas son más propensas a quedar embarazadas que otras mujeres afectadas por algún otro tipo de trastorno alimenticio. De hecho, las mujeres bulímicas seguramente sentirán mucho menos sus síntomas mientras estén embarazadas. No obstante -durante el período postparto - serán las más propensas a sufrir recaídas y a volver a sus antiguos hábitos en los que se daban atracones con comida y recurrían a laxantes o purgantes para expulsar lo que habían comido.

Riesgos Físicos
El hecho de llevar a buen término un embarazo puede llegar a ser muy estresante para el organismo femenino, incluso si la futura madre fuera una persona saludable. Siempre es importante que se asegure de seguir una dieta nutritiva durante el transcurso de su embarazo. El hecho de privarse de comer, de purgar su organismo para expulsar la comida antes de que el mismo sea capaz de absorber algún nutriente, o de comer demasiado, podría poner en peligro tanto a la madre como a su bebé.
Existen numerosos riesgos para el bebé si una quedara embarazada mientras aún estuviera padeciendo un trastorno alimenticio, y entre ellos se incluyen:

§ Mayores tasas de experimentar abortos espontáneos y de dar a luz a bebés muertos.

external image pregorexia.jpg
§ Mayores probabilidades de dar a luz bebés que mueran durante el primer mes posterior al parto.

§ Mayores probabilidades de dar a luz un bebé de muy bajo peso.

§ Dar a luz un bebé que desarrolle ictericia.

§ Dar a luz bebés que presenten una baja puntuación o cuenta APGAR.

§ Desarrollar escaso líquido amniótico.

§ Desarrollar separación placentaria.

§ Mayores riesgos de dar a luz un bebé con defectos de nacimiento, especialmente: ceguera y retraso mental.

Incluso si su bebé luciera saludable en el momento del nacimiento, varios estudios científicos han demostrado que los niños/as nacidos/as de mujeres que hayan padecido algún trastorno alimenticio durante el transcurso del embarazo, serán más propensos a:

§ Ser más pequeños que otros niños/as.

§ Ser muy débiles.

§ Experimentar un crecimiento mucho más lento, tanto físicamente como mentalmente.

§ Presentar escasas y deficientes habilidades sociales.

§ Ser emocionalmente más dependientes.

Riesgos que pueden correr las Mamás
Las mujeres que padezcan algún trastorno alimenticio durante el embarazo correrán mayores riesgos de:

§ Desarrollar preeclampsia.

§ Desarrollar diabetes gestacional.

§ Experimentar complicaciones durante el trabajo de parto.

§ Necesitar someterse a una cesárea.

§ Padecer Depresión Postparto (las mujeres bulímicas son particularmente vulnerables a experimentar depresión postparto.

¿Cuál es el tratamiento?
La mujer con dichos trastornos necesita la atención de un equipo interdisciplinario que pueda acompañarlas y prepararlas no sólo durante el embarazo, sino también en el puerperio y en la relación madre-hijo.
Además será indispensable un mayor control obstétrico y psicológico, un seguimiento nutricional adecuado, la suplementación de vitaminas y minerales previo al embarazo y durante el mismo.
Aconsejar a las pacientes a resolver el trastorno alimentario antes de embarazarse y trabajar durante todo el embarazo y puerperio para evitar recaídas.
Es importante seguir manteniendo una dieta saludable luego del parto. Usted tiene que tener la suficiente energía para poder hacer todo lo concerniente a su nueva vida de madre, ya que el trabajo que le dará su pequeñito será bastante y también necesitará energías para poder controlar distintas situaciones como la depresión post-parto. Si Usted decide darle el pecho a su niño, comer sano se vuelve aun más importante porque la leche materna será el alimento de su bebé y podría tener deficiencias vitamínicas o quizás su producción de leche no será suficiente para la buena nutrición de su bebé si Usted no consume una dieta balanceada.
La salud física y emocional de la futura mama es importante.

Conclusión:
Se les hace una amable invitación a todas las futuras madres y a las que estén pensando en serlas, que si tiene algún trastorno alimenticio y desea disfrutarlo al máximo como cualquier madre, que se atienda primero para no padecer lo antes mencionado para que lleve la experiencia del embarazo y de la relación madre-hijo(a) como algo inolvidable.

Fuentes: primarias/secundarias. Formatos Documentales: en línea.

  • Babysitio: Embarazo: Anorexia nerviosa y embarazo. (n.d.). Babysitio: Preconcepción, embarazo, parto y bebé. Retrieved November 12, 2010, from http://www.babysitio.com/embarazo/


Reporte de la Investigación Documental :
La información que revisé y analicé fue sobre un tema poco hablado hoy en día y que cada vez aumenta más y más, y me refiero a los Trastornos Alimenticios en las mujeres embarazadas. Como es un tema poco hablado, más en la sociedad mexicana, no me fue fácil encontrar mucha información sobre éste, pero francamente mi interés por informar esto fue más relevante que el hecho de que existiera o no mucha información. En la mayoría de los libros que consulte como: Reboredo, T. B., Riveroll, R. C., Aguirre, B. B., Gámez Rodríguez, M. E., Rivera, L. L., Martínez Montaño, M. d., et al. (2008). Nutrición y Salud . México: Benemérita Universidad Autónoma de Puebla., sólo encontré información generalizada de la nutrición en personas estándar, más no embarazadas y por supuesto, mucho menos con trastornos alimenticios.
Yo considero que el Tipo de Investigación documental que realicé es Argumentativa, ya que después de presentar los datos recabados mi conclusión es en contra de estos trastornos, en pocas palabras di mi crítica sobre el tema. Estos datos recabados los pude localizar en fuentes de información Primarias: reportes de investigación y Secundaria: resúmenes y enciclopedias. Estas fuentes se presentaron en formatos documentales de tipo Digital: bases de datos e internet.
Seleccioné mi tema en función de que es primordial informar a las mujeres, un problema creciente en nuestra sociedad y que ha llegado a afectar a miles incluso a las futuras madres. Y para concientizar a cualquier persona que lea éste artículo que estos trastornos van en ascenso y que se pueden remediar.

Redactado e Investigado por: Reyes Ortega Deetza