MUJER EMBARAZADA EN EL PRIMER, SEGUNDO Y TERCER TRIMESTRE

Puntos clave sobre nutrición en el embarazo:


1- El buen estado nutricional al inicio del embarazo es de suma importancia para el óptimo desarrollo del embarazo.
2- Realizar una adaptación fisiológica, adecuar la alimentación a la nueva situación.
3- Conocer las necesidades de nutrientes para lograr una dieta equilibrada, sin carencias ni excesos.
4- Precauciones. No seguir los antiguos mitos que rodean al embarazo y tener precaución con determinados aspectos (vegetarianismo, alcohol, tabaco, ayunos, etc.)
Los casos de malnutrición puede generar graves problemas en la concepción, generando problemas en el desarrollo fetal, como son malformaciones, alteraciones, y en casos abortos. Se desprende que la alimentación y la gestación se encuentran muy ligadas en el transcurso de un embarazo normal.
El comienzo del embarazo esta marcado por la hiperfagia (demanda abundante de alimentos por parte de la madre), que suele durar los dos primeros tercios de la gestación. Entonces vemos como la alimentación es fundamental, pero no se debe “comer por dos” como es habitual escuchar.
El estado nutricional debe ser controlado por su endocrino-nutriólogo de cabecera. Visítelo, durante el embarazo, una vez cada tres meses.